Una de las cosas que más confunden al estar dentro de una relación con un abusador (narcisista/psicópata/límite) es la forma en la que ellos mismo intentan convencerse sobre lo que es experimentar el amor.

Con el psicópata que me vi involucrado, escucharle mencionar a cada instante sobre cuánto le gustaría volver a enamorarse o sentir algo por alguien con la misma intensidad que lo había hecho con su pareja anterior, provocaba en mí no sólo confusión sino incomodidad, porque yo sé muy bien quién es él y el alcance de su trastorno.

Para un abusador emocional el amor es un estado temporal que puede ser activado a voluntad.

Para ellos, el amor aparece con tan sólo presionar un botón y desaparece con la misma facilidad.

Idealizan a su víctima a lo largo de días, semanas o meses.

Hacen lo posible por construir un plan de acción que los lleve a conquistarla, utilizando y abusando a cuantas personas sean necesarias con el fin de garantizar el éxito con la presa principal.

Yo fuí parte del proyecto del psicópata a principios de este año.

Fuí utilizado como peón en su tablero para detonar las inseguridades y el amor enfermizo de su pareja.

Una persona que tiene la capacidad de abusar de otros para salirse con la suya no sólo carece de conciencia; es también incapaz de comprender la magnitud de un amor genuino.

Los abusadores (seductores) permanecen en esta constante búsqueda por encontrar el “amor verdadero”, el cuál no es otra cosa más que una mezcla de idealizaciones y su propio narcisismo.

Para ellos, amar a alguien significa asociarse de forma directa con una persona a la cual admiran o en quien ven ciertas cualidades que ellos mismo podrían explotar.

Y es por esto que se vuelve tan confuso escuchar a un abusador cantar de memoria docenas y docenas de canciones que hablan sobre el “amor verdadero”.

Ellos utilizan todos los recursos a la mano para seducir, y logran convencer a los demás de que son capaces de experimentar empatía y sentir compasión y amor hacia otros.

Nada más alejado de la realidad.

Que no nos vuelva locos el estar rodeados por sujetos narcisistas o psicópatas que repitan una y otra vez cuánto añoran encontrar el amor verdadero.

Tenemos que discernir entre lo que es el amor para un abusador y lo que en verdad significa para personas como nosotros, con sentimientos y genuina capacidad de amar.

Anuncios